<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d10534194\x26blogName\x3dHartree\x27s\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://hartree.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://hartree.blogspot.com/\x26vt\x3d2316291123038478979', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

lunes, febrero 28, 2005

¿Quieres morir?: My Sassy Girl


¿Habéis sentido alguna vez esa sensación de melancolía que a vees entra cuando termináis de disfrutar de las cosas bien hechas?. A mi ha sucedido con muchos libros, El Señor de los Anillos por ejemplo es uno de esos que producen esa sensación cuando pasas la última página, la alegría porque sabes que has disfrutado de algo increíble y al mismo tiempo tristeza porque sabes que por mucho que lo vuelvas a leer nunca tendrá la misma magia que la primera vez, y la envidia, también la envidia de los que sabes que lo van a disfrutar por primera vez. Esta misma sensación es la que te deja My Sassy Girl.

En el post que abre esta bitácora comentaba que se trataría en esencia de una página sobre libros, bueno, pretendo que siga siendo el tema principal, pero no he podido evitar escribir sobre esta joya del cine oriental, My Sassy Girl es una comedia romántica coreana del año 2001, la parte cómica de la cinta es muy oriental con lo que podría descolocar a la gente que no este acostumbrado a este tipo de cine, para haceros una idea es como ver un manga o un anime en imagen real, el humar esta basado principalmente en gestos y en golpes, muy al estilo de las antiguas películas mudas, incluso en muchos escenas la acción se ve acompañada por la musiquilla pegadiza de este tipo de películas. Pero lo que hace destacar esta película de las demás es lo bien que se ha sabido mezclar la comedia el romanticismo y el drama. La película está dividida en dos partes claramente diferenciadas y un epílogo, en la primera parte Gyeon-Woo conoce a una chica de camino a casa de su tía, la chica esta borracha y Gyeon-Woo decide ayudarla llevándola a dormir la mona a un hostal. A partir de ese momento se establecerá una extraña relación entre los dos en la que la chica hace pasar a Gyeon-Woo por los mayores tormentos imaginables. En la segunda parte, aunque en ningún momento decae el tono cómico de la historia se empieza a comprender el comportamiento tan inusual de la muchacha que terminará de desvelarse en el epílogo de la historia.

El ritmo de la cinta es perfecto y a pesar de sus más de dos horas de duración (yo he visto el Director’s Cut) no decae en ningún momento, a todo esto ayuda en primer lugar la pareja protagonista, el actor Cha Tae-Hyun borda el papel de Gyeon-Woo, en algunos momentos solo con mirarlo a la cara provoca risa, la preciosa Jeon Ji-Hyun interpreta a la chica de la que nunca conocemos su nombre que también hace sonreír y emocionarse con su repertorio de gestos y diálogos chispeantes, La elección de la banda sonora es también impecable, empezando por esa melodía a piano que nos acompañará durante buena parte de los momentos cómicos hasta la elección de temas ya mas a tono con el carácter melodramático del film. Los últimos 45 minutos de la película contienen una fuerza dramática que pocas veces he visto en el cine, capaz de hacer que un hombre hecho y derecho derrame lágrimas como un bebe. De antología y desgarradora es la escena en la montaña donde Jeon Ji-Hyun revela sus sentimientos al protagonista. Memorable también la secuencia en la que los protagonistas se visten de colegiales para salir de marcha y preciosa aunque sea tópica en este tipo de películas toda la escena del concierto de piano, capaz de emocionar a cualquiera.

Hace poco me he enterado que Dreamworks se ha hecho con los derechos del film y que planea un remake para el 2006, probablemente elegirá a la pareja de moda del momento y occidentalizará el humor, podría, o bien presentarnos un clónico al estilo de The Ring o Psicosis o bien tirar por la calle de en medio y hacer su propia versión, en cualquier caso probablemente la destroce, afortunadamente yo he tenido la oportunidad de ver la película original antes de que sea olvidada gracias a la máquina hollywoodiense, si puedes, no desperdicies la oportunidad. Aun estas a tiempo.

Yo sí que lloré…. Las dos veces, y seguro que lloraré una tercera.

PUNTUACIÓN:

domingo, febrero 27, 2005

The Warrior-Prophet

Those of us who survived will always be bewildered when we recall his arrival. And not just because he was so different then. In a strange sense he never changed. We changed. If he seems so different to us now, it is because he was the figure that transformed the ground.

—DRUSAS ACHAMIAN, COMPENDIUM OF THE FIRST HOLY WAR
The Darkness That Comes Before, Capítulo 16

¡Esta vez sí!, ¿Qué puede hacer que un libro destaque tanto sobre su predecesor?. Pues muy posiblemente el cambio de perspectiva que supone. Al comenzar a leer este libro después del chasco del anterior mis expectativas eran las de leer un libro modesto aunque bien escrito (como el primero), pero para mi sorpresa me encuentro con una maravilla que en algunos momentos roza la perfección. Es tan bueno que me veo obligado a cambiar en cierto modo mi valoración inicial del primer tomo, The Darkness That Comes Before, porque como dije en el comentario anterior solo nos presenta a los personajes y la situación de partida que se desarrollan de forma magistral en la segunda parte, por lo tanto me vais a permitir que vuelva un par de semanas atrás para aclarar algunos puntos necesarios para comprender esta crítica.

Me voy a centrar en el personaje central de esta segunda novela (que esta claro ahora que será el personaje clave de toda la serie), Kellhus. En el comentario del primer libro dije que era uno de los personajes más odiosos con los que me había encontrado y ahora creo, visto su desarrollo en la segunda parte, que ha sido un gran acierto por parte del autor perfilar un personaje con el que resulte difícil identificarse, porque demuestra la maestría que es capaz de mostrar el autor en la segunda parte:

Kellhus es un Dûnyain, un Condicionado. Dûnyain es una orden monástica cuyo objetivo es alcanzar el Logos, la búsqueda del Absoluto, para conseguirlo siguen la premisa “Lo que viene antes condiciona lo que viene después”, los Dûnyain son entrenados desde muy pequeños en este sistema de pensamiento con lo que cuando llegan a la edad adulta son capaces de predecir un acontecimiento mediante el estudio de lo que ha sucedido antes, por ejemplo, pueden prever en que dirección girará una hoja llevada por la corriente de un río o mediante el estudio de los rasgos y los gestos corporales de una persona pueden llegar a saber lo que esta pensando. En el primer libro a veces se describe como el Kellhus entra en una especie de trance de posibilidades en las que como una especie de ordenador analiza todas las posibilidades hasta alcanzar cual es la más probable, recuerda en muchos aspectos al personaje de Paul Atreides en Dune. Pues bien, Kellhus es uno de Los Condicionados, y como tal ve al resto de personajes como simples herramientas a las que manipular y controlar, con el tipo de habilidades que posee no le resulta difícil saber que es lo que tiene que decir para provocar efectos devastadores en las personas que escuchan. Durante todo el primer libro cuando se nos muestra el personaje de Kellhus, sus acciones se describen utilizando su punto de vista, así es natural que el personaje no resulte atractivo pues su intención principal es poder controlar a cualquiera de los otros personajes para sus propios fines. Pero en el segundo libro, Bakker nos muestra al personaje desde la perspectiva de los otros personajes, y aunque se sabe que están siendo manipulados por Kellhus, al lector llega a importarle el personaje. Es más, cuando aparece el punto de vista de Kellhus en la narración la perspectiva cambia radicalmente pues volvemos a encontrarnos con el personaje manipulador y vacío de sentimientos que ya conocimos en el primer volumen.

Otra característica que separa esta novela de la anterior en la serie es el sentido de Tragedia que tiene, la novela anterior también contenía sus momentos trágicos, de hecho, son las mejores partes de la novela, pero esos momentos están más difuminados o bien porque no les suceden a los personajes protagonistas o bien porque el lector no llega a involucrarse los suficiente con ellos para que realmente le importe lo que les sucede. En esta segunda parte la tragedia ya se vive, porque sucede en primer plano y no se nos relata como un acontecimiento lejano que les sucede a otros sino como situaciones a las que los personajes se enfrentan constantemente en su día a día.

Me ha encantado también el buen uso que hace Bakker en este libro de las referencias a otras obras. Muchos momentos a lo largo de la narración me recordaban por ejemplo a La Ilíada y me imaginaba a Kellhus como un Aquiles dirigiéndose a los reyes griegos en el Ágora. La toma de la ciudad de Hinnereth es una alusión clarísima, aunque retorcida, de la batalla de los Campos de Pelennor en El Señor de los Anillos, el magnifico capítulo del cruce del Carathay recuerda en muchos momentos a Deadhouse Gates de Steven Erikson, no hay que olvidar tampoco que La Guerra Santa que se nos relata durante toda la novela no es más que una recreación en clave de fantasía de Las Cruzadas, y tampoco que todo el desarrollo del personaje del Profeta que da título a la novela no hace más que tomar como fuente de inspiración a La Biblia. Todo este asunto bíblico aunque construido de una forma magistral le resta puntos a la historia ya que en algunos momentos la inspiración es tan evidente que le cuesta su originalidad.

Si en el primer volumen apenas se nos relataban un par de batallas centrando la narración en el tema político, en este segundo volumen casi no se nos da respiro, los combates son increíblemente detallados, el autor, en lugar de centrarse en las acciones de los personajes individuales durante el combate prefiere ampliar la perspectiva y describirnos a las distintas facciones y ejércitos que entran en liza y aunque la narración y las descripciones pueden a veces pensar que estas leyendo un libro de texto, el resultado siempre termina siendo convincente y satisfactorio. Los momentos de acción que se centran en los personajes protagonistas también están muy conseguidos, en este caso, Bakker, prefiere utilizar el mismo estilo que utiliza Erikson y que a mi tanto me gusta: alternar el punto de vista de los personajes rápidamente a lo largo de la acción dedicándole un par de páginas a cada uno de ellos hasta llegar a la resolución final.

En definitiva, he quedado muy satisfecho con la lectura de este segundo volumen y espero con impaciencia la resolución de la trilogía, que con un poco de suerte será en octubre con The Thousandfold Thought.

PUNTUACIÓN:

domingo, febrero 13, 2005

The Darkness That Comes Before


Decepción. Pero con matices, probablemente mi problema con este libro haya sido un problema de expectativas. La novela viene avalada por la revista Locus y por una infinidad de críticas favorables en las que se compara a su autor, el canadiense R. Scott Bakker con George R.R. Martin y con Steven Erikson, dos de los autores más aclamados del panorama fantástico actual. Y claro, cualquiera que conozca los trabajos de estos dos autores puede tomar dos caminos, el camino del escepticismo o correr rápidamente a la librería. Después de todo los dos autores son muy buenos, cada uno en su propio estilo, por supuesto, y pensar que un autor novel como este pueda compararse a alguno de ellos con su primera novela hace sospechar de bulo editorial. El escepticismo fue mi primera opción, de ahí que haya tardado más de un año en hacerme con este libro, pero claro, la curiosidad puede más, además de que el segundo libro de serie (no se asusten ustedes, afortunadamente en este caso es una trilogía), The Warrior-Prophet esta cosechando también grandes éxitos. El caso es que aquí me tenéis ante sentimientos encontrados a la hora de criticar este libro. El libro es bueno, pero no aguanta la comparación a Martin ni a Erikson, aunque en cierto modo si veo por donde van los tiros a la hora de compararlos, Primero el caso de Martin, si has leído su saga Canción de hielo y fuego (¿Hay alguien que se considere un fan de la fantasía épica y aun no lo haya hecho?) sabrás que el punto fuerte de la serie son sus personajes, todos son creíbles, complejos y sobre todo el lector se preocupa por ellos, por sus triunfos y sus derrotas. Bakker a tratado de mostrarnos en su obra algo parecido a lo que Martin hace con sus personajes, y desde luego, tienen una personalidad compleja y sus motivaciones son claras para el lector, pero desgraciadamente, por lo menos en mi caso particular no había empata con los personajes, me importaba muy poco lo que le sucediese a la mayoría de los protagonistas de la historía, o bien porque me resultaban odiosos, Kellhus por ejemplo, o porque directamente no sentía nada por el personaje y su nombre para mi sólo significaba un trazo en una hoja de papel. Evidentemente esto es una opinión personal y lo que para mi podría no ser atrayente puede significar mucho para cualquier otro.

Ahora vayamos con Erikson, la verdad, no veo muy clara la comparación entre Bakker y Erikson aquí, los comentarios que he leído comparan la profundidad del mundo que ha creado Bakker, o la ambición de su historia con la de Erikson, en este caso, en castellano solo tenemos publicado el primer volumen de la saga Malazana, por lo que es imposible para el lector español comprender de lo que estoy hablando, pero desde luego el mundo de Bakker no es ni por asomo tan complejo como el de Erikson, aquí quisiera distinguir entre dos tipos de construcción de mundo:

La aproximación de Bakker es la de construcción del mundo como vehículo de ambientación, en este sentido es parecido al mundo de El Señor de los anillos, el mundo que construye esta plagado de culturas distintas de nombres de ciudades y de países y de personajes extraños que no ayudan al desarrollo de la historia que se cuenta, sino que más bien se utiliza como un decorado de fondo para darle cuerpo y verosimilitud a la trama. En el caso de Erikson su construcción del mundo esta muy ligada a la historia que se nos cuenta, el mundo de Erikson también es complejo pero se nos muestra cuando es necesario para la historia, eso aunque pudiera parecer que sí, no produce efecto de falsedad ya que el autor se encarga de dar pistas a lo largo de la serie para que cuando se descubra realmente el pastel, uno pueda volver atrás y encontrarse con las migajas. Sobra decir que prefiero la aproximación de Erikson, ya que lo que yo quiero es que me cuenten una historia interesante, no que me describan un mundo donde se desarrolla una historia.

Pero he dicho antes que era una decepción con matices, y hasta ahora solo he comentado los puntos negativos del libro, si dejase mi comentario así, estaría faltando a la verdad, el libro a pesar de todos sus defectos nos cuenta una historia compleja y atrayente en cierto sentido, de la que por cierto no he hablado nada hasta ahora, va siendo hora de que arregle esto:

La acción se desarrolla en el mundo de Earwa, el primer Apocalipsis perpetrado por el No-Dios, Mog-Pharau acabo con los reinos del norte y en la ciudadela de Ishual se ocultaron los últimos vestigios de la estirpe real. Los reinos del sur sobrevivieron a la catástrofe y con el tiempo, la olvidaron.

En el sur apareció un profeta que reinterpreto las enseñanzas del Colmillo, la más sagrada de las reliquias de aquellos tiempos y creo la religión Inrithi (politeísta que adora a un dios con un millar de rostros) administrada por El Millar de Templos y gobernada por la figura del Shriah. Las Escuelas también prosperaron, sociedades de magos que se levantaron en respuesta a la persecución Inrithi que consideraba a los magos como blasfemos, entre ellas se encuentra la escuela de El Mandato conocedores de el Gnosis, el antiguo saber del norte y los únicos que recuerdan La antigua amenaza, pues sus miembros están condenados a revivir durante el sueño los sucesos del Apocalipsis.

Todavía hay más, otro profeta, Fane, unió a la gente del desierto en su adoración de un único Dios, no es necesario decir que el Fanim y la religión Inrithi siempre han luchado entre sí. Pero por fin parece que un verdadero Shirah a aparecido en El Millar de Templos y pretende liderar una Guerra Santa contra los Fanim.

Todo el primer libro se desarrolla en torno a los preparativos de esta guerra, las intrigas políticas de las distintas facciones por controlar la guerra, quizás es por eso también por lo que me ha despertado tan poco interés, porque hay demasiada trama política y a mi nunca me han gustado demasiado este tipo de historias, pero a cualquiera que se pirre por ellas se va a encontrar con una trama muy creible de intrigas palaciegas y bien d. Además la novela cuenta con grandes momentos: La batalla de Kiyuth por ejemplo, o la persecución de Kellhus a través de tierras imperiales. Y además está muy bien escrita.

A pesar de que el primer volumen ha supuesto una decepción, creo que le daré una segunda oportunidad con el segundo libro, quien sabe, podría ser que en el primer volumen haya servido para presentar a los personajes y presentarnos el mundo en el que se desarrolla la historia y que ahora que los conocemos la trama general se desenvuelva con mayor soltura. Os seguiré informando.

PUNTUACIÓN:

jueves, febrero 10, 2005

Sigo haciendo pruebas (SPOILER)

SP
Prometo que es la última pueba que hago, ;)

martes, febrero 01, 2005

Para empezar

Este es mi primer post, y supongo que debería ser una declaración de intenciones de lo que pretendo con esto....

Principalmente será un booklog donde iré colgando los comentarios a los libros que vaya leyendo, intentaré actualizarlo al menos dos veces al mes, ya veremos, aunque seguramente esa cosa de los libros no le interese a nadie pero necesitaba un sitio donde desahogarme, aunque nadie me escuche.