<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d10534194\x26blogName\x3dHartree\x27s\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://hartree.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://hartree.blogspot.com/\x26vt\x3d2316291123038478979', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

martes, agosto 30, 2005

Memorias de una Geisha

Hace unos días que he empezado a leer la novela de Arthur Golen (Perdonar que no actualice la Pila). Y es que ya estoy deseando que se estrene la película de Zhang Ziyi. Podéis ver el trailer en alta calidad (pesa 11 megas) aqui. Y el poster donde dice que se estrena en diciembre es este:



Con esos ojos azules no me extraña que el pobre japonés se pegue una hostia.

Probando desde Word

Parece que blogger tiene una extensión para poder instalar sobre Word y que permite Editar y Postear las entradas en blogger. Esta entrada la he creado usando esa herramienta, no se exactamente como quedará ni si permitirá añadir imágenes y todo lo demás. De momento esto es un texto sencillo, cuando tenga algo mejor que publicar ya lo probaré con más calma…

La dirección de la que bajar el add-on es http://buzz.blogger.com/bloggerforword-office.html

domingo, agosto 21, 2005

El glamour


Creo que ya conozco el truco de Christopher Priest, después de leer 4 o 5 libros de este autor uno se da cuenta de que la estructura de sus historias son siempre similares, Priest es un autor que le gusta jugar con la realidad. Con la realidad de sus historias tal y como las percibe el lector; así que siempre cuenta varias versiones de la misma y deja al lector que decida cual es la verdadera, o que parte de ellas son verdaderas y cuales son falsas, El glamour no es una excepción a esta regla.

Hay un fragmento en El prestigio que condensa muy bien el engaño de realidades con los que juega Priest, el extracto es como sigue:

El público bien sabe que un mago practicará sus trucos durante años, y ensayará cada número cuidadosamente, pero poca gente se dará cuenta de hasta que punto llega el prestidigitador con su deseo de engañar […]
La obsesión de Ching Ling Foo giraba en torno a una ilusión […] pueden pensar, y acertarán, que yo tengo el mío. El engaño gobierna mi vida, en cada decisión que tomo, regula cada uno de mis movimientos. Incluso ahora, mientras me embarco en la escritura de mis memorias, controla lo que puedo escribir y lo que no. He hablado de método como la exposición de unas manos aparentemente vacías, pero en realidad todo en este relato representa el andar cojo de un hombre en forma.


Porque es que es así, Priest es un mago y juega con ilusiones y con la realidad, y es tan bueno que a veces nos muestra la realidad tal como es, pero estamos tan metidos en el truco que la pasamos por alto y no la llegamos a ver. Y cuando llega el final del relato, y te sorprende, te dices a ti mismo, vaya si ha estado aquí todo el tiempo pero no lo he visto.

Y como Christopher Priest esta haciendo un juego de manos con la realidad, que mejor forma hacerlo que centrar la historia en la memoria y en los recuerdos. El glamour nos cuenta la historia de Richard Gray, al principio de la novela nos encontramos al protagonista en un hospital, recuperándose de un terrible accidente producido por la explosión de un coche bomba, la explosión aparte de las secuelas físicas a provocado una amnesia en Gray que le impide recordar los sucesos de unos meses atrás. Mientras Gray se recupera aparecerá en escena Susan Kewley, una antigua novia de Richard y de la que no se acuerda. A través de distintos puntos de vista relatados en primera persona asistiremos a los acontecimientos sucedidos en las semanas previas al accidente de Gray, y como en todas las novelas de Priest que hasta ahora he leído, las distintas historias aunque cuentan lo mismo en los acontecimientos clave, difieren en algunos detalles. Por ejemplo, en la versión de Gray, Susan y él se conocen durante un viaje a Francia, mientras que en la de Susan se conocieron en un Pub de Londres y nunca salieron del país.

Aparte de la percepción de la realidad a través de los recuerdos, en la novela de Priest también aparece el componente fantástico mediante lo que los protagonistas llaman El glamour, el glamour es una especie de nube o niebla con la que Susan pueden envolverse a voluntad para pasar desapercibido para el resto del mundo, como si fuese invisible. Es fabuloso, por cierto, la forma en la que Susan explica a Richard la invisibilidad ya que permite al lector involucrarse perfectamente en la situación y considerarla cierta:

Caminas por una concurrida calle comercial buscando a alguien a quien conoces. Supongamos que es una mujer. Montones de gente, todos desconocidos, pasan a tu lado. Los ves a todos, porque estás buscando a tu amiga. Examinas constantemente las caras, buscando la que reconocerás. Miras a los hombres, tanto como a las mujeres. Algunas de las caras te interesan, pero sólo algunas. Pasa el tiempo y empiezas a preguntarte si habrás visto a tu amiga. Sabes qué aspecto tiene, has estado ayer con ella, pero empiezas a preguntarte si serás capaz de distinguirla entre la multitud. Quizá se haya puesto ropa diferente. 0 se ha peinado de otra forma. Sigues mirando a la gente con más atención, ya no tan seguro de a quién buscas. Te fijas en una o dos mujeres que se parecen a tu amiga, y por un momento te dices que quizá no la hayas visto. Luego, por fin, aparece, y el problema ha acabado. Tiene exactamente el mismo aspecto de la última vez que la viste, y ahora que la has encontrado sólo tienes conciencia de tu alivio. Ahora ya no miras a nadie más, a pesar de que la multitud sigue pasando a tu lado.


Este tema de la invisibilidad conjuga además muy bien con el tema de la memoria, ya que es el que permite al lector cuestionarse la realidad, ya que nos puede hacer pensar que Susan es una desequilibrada mental, incluso en algún momento de la novela ella misma se lo pregunta. Hay que tener en cuenta que es precisamente la forma de relatar la historia en primera persona la que el lector no este nunca a gusto con ninguna de las versiones que se nos relata.

En todo buen truco lo principal es engañar al espectador, en este caso, engañar al lector, y para conseguirlo lo mejor es desviar la atención hacia lo superfluo, hacer florituras que nos mantengan atentos en lo que no es importante. O a lo mejor lo contrario, atraernos hacia lo que importa enseñar, las cartas, o las cajas y decir: mirar aquí está todo, a ver si sois tan listos como para verlo. Y eso es precisamente lo que Priest hace, y supongo que es por eso por lo que me gusta tanto este escritor, porque cuando leo una de sus historias me transformo en el niño que ve al mago y disfrutaré con el espectáculo, y cuando acabe me preguntaré, como todos, dónde esta el truco, pero ya no importará demasiado.


martes, agosto 16, 2005

Va de puertas

Los que leáis esta bitácora con cierta frecuencia os habréis dado cuenta que la parte derecha de la página (concretamente los listados de Estoy leyendo…, Leidos y The Pila) está cambiando constantemente. Pues bien, este fin de semana he devorado (porque no hay otra palabra para describirlo) dos libros que contienen en su título la palabra que abre esta entrada. Purtas de Gene Wolfe de la que no conocía nada (es el primer libro que leo del autor) y Puerta al verano de Robert A. Heinlein de la que si conocía bastante más, no solo sobre su calidad sino también parte del argumento. Pero ya que ha sido Puertas el primero que he leído lo mejor será comenzar cronológicamente:

Aunque no conocía nada del libro de Wolfe si que conocía al autor por comentarios en foros y reseñas de otras de sus obras. Sabía que se trata de un autor que escribe con un estilo denso y difícil de seguir, lo que no me esperaba era encontrarme con la genialidad que he leído en Puertas. Lo primero que pensé cuando terminé de leer el libro fue: Este tio o esta loco o es un puñetero genio, y la verdad es que creo que me quedo con lo último. La verdad es que veo difícil explicar el argumento de Puertas así que intentaré describir más o menos la trama inicial y después intentaré transmitir las sensaciones que produce a medida que se va profundizando en la trama.

Green (personaje principal de la novela) esta buscando a su amante Lara. Al comienzo de la historia Lara ha abandonado el apartamento donde vive Green dejándole solamente una enigmática carta en la que le explica que tenga cuidado con las puertas. El protagonista después de leer la carta decide ir a buscar a su amada. A partir de aquí comienza una de los libros más extraños que he podido leer. No se, es como si David Lynch se hubiese reunido con Philip K. Dick y cada uno de ellos hubiese aportado su genio a la novela, las pesadillas oníricas de Lynch pro un lado mezclado con las paranoias mentales de mundos paralelos de Dick. Green cree que Lara es una mujer de otro mundo que puede pasar de su mundo al nuestro a través de unas puertas que comunican ambos mundos (genial el simil que Wolfe realiza entre los canales de TV y los mundos paralelos), en su mundo Lara es La Diosa, un ser mitológico que busca a su amante perdido al que abandono hace miles de años. Green en su busqueda de Lara atravesará las puertas que comunican un mundo con el otro y protagonizará las más extrañas aventuras, durante su búsqueda de Lara Green encontrará referencias constantes a su amada (aparece con otro nombre en la televisión, tiene una conversación por teléfono con ella, encuentra su rostro en una muñeca, a lo largo de toda la historia se juega con el nombre de Lara de forma que distintos personajes en la novela la representan, es Lora Masterman, o Laura Nomos o simplemente Lara) de todas formas lo que atrae (o espanta) de esta novela es el tratamiento que se hace de la acción, los acontecimientos que se relatan a lo largo de la historia son una auténtica locura, en un momento Green se encuentra subido a una carroza y después de caerse de ella se encuentra de repente en un hospital psiquiátrico, una de las conversaciones telefónicas que Green tiene en un momento de la novela aparece en la pantalla de una T.V. más adelante. Leer este libro es como ver una película de David Lynch.

Creo que hay dos formas de aproximarse a esta novela, primero considerar al personaje de Green como un perturbado mental, hay indicios a lo largo de la novela que nos dan a entender que se trata del paciente de una institución mental (incluso los personajes de nuestro mundo aparecen representados en el otro) y considerar que toda la historia de Lara no es más que la invención de un pobre tarado. O bien creerse lo que nos están contando y pensar que Green es realmente capaz de pasar de un lado al otro a través de las puertas, aunque parece que el autor al final de la novela decide decantarse por una explicación yo no lo veo demasiado claro y prefiero continuar con la duda. Es mucho más divertido.

Como anotación personal; tengo que leerme El castillo de Kafka la próxima vez que vaya a releerme el libro, no se si habrá una conexión más profunda en el libro de Wolfe con esta historia de Kafka, se que el nombre aparece en alemán en algún momento de la novela (¡Gracias google!) y que uno de los personaje de la historia se hace llamar Señor K.

La historia de Puerta al verano es mucho más lineal y menos engorrosa de seguir. Daniel B. Davis es un ingeniero en robótica que ha sido estafado por los socios de su empresa que se han apropiado de sus ideas (un robot capaz de realizar todo tipo de labores domésticas) y de su empresa. Para evitar problemas los dos socios deciden que Daniel tome el sueño frió durante 30 años (estamos en 1970). El sueño frió es un estado de animación suspendida en la que puede mantenerse vivo a una persona durante un tiempo indefinido a una temperatura de 4 grados bajo cero. Daniel se encontrará de esta forma en el año 2001 y después de descubrir que el viaje en el tiempo es posible decidirá vengarse de sus antiguos colaboradores.

Lo que me atrae de esta novela es lo bien escrita y divertida que resulta de leer, Daniel es uno de los personajes más simpáticos que he leído y la historia que se cuenta es muy fluida y amena. Se le podría echar en cara la ingenuidad de la novela a la hora de presentar los avances científicos, no solo del año 2001 sino también del año 1970 (la novela es del año 1957) ya que Heinlein era bastante optimista al imaginar que la crionización sería un negocio factible en el año 1970 o los inventos que se describen en el año 2001 y que todavía están lejos de realizarse. Aun así la novela se lee como ya he dicho antes de un tirón y los errores de Heinlein se dejan pasar por alto gracias al disfrute de la aventura.

Como nota final me gusta especialmente la explicación que da Heinlein (aunque no tiene ninguna base científica eso seguro) al problema de las paradojas temporales:

Hay una divinidad que forma nuestros fines, por más que nosotros tratemos de moldeamos a nuestro antojo. Libre albedrío y predestinación en una sentencia, y ambas cosas ciertas. Hay solamente un mundo real, con un pasado y un futuro. «Como fue en un principio, ahora y siempre, por siempre más, amén. » Solamente uno... pero lo bastante grande y lo bastante complicado para poder incluir el libre albedrío y el viaje por el tiempo y todo lo demás en sus uniones y sus retornos y circuitos de protección. Se te permite hacer lo que quieras dentro de las reglas... pero vuelves a tu propia puerta.

¡Ah!, y el título de Puerta al verano es solo circunstancial y no tiene nada que ver con la trama, pero a mi me encanta ese título.

/

Bridge of Birds



Rescato otro de los post que publiqué en los foros de Cyberdark

‘O great and mighty Master Li, pray impart to me the Secret of Wisdom!' […]

‘Take a large bowl,' I said.'Fill it with equal measures of fact, fantasy, history, mythology, science, superstition, logic, and lunacy. Darken the mixture with bitter tears, brighten it with howls of laughter, toss in three thousand years of civilization, bellow kan pei -- which means "dry cup" -- and drink to the dregs.'

[…] 'And I will be wise?' he asked.

'Better,' I said. 'You will be Chinese.’

Escrita por Barry Hughart, al que apenas se le conocen tres novelas, esta misma de la que estoy hablando y dos secuelas, ganó el Fantasy Award en el año 1984 y parece haber sido olvidada por las editoriales españolas de la época, siendo en mi modesta opinión, muy superior a “Bosque Mitago” con la que compartió ese mismo premio y que sin embargo si publico Martínez Roca aunque bien es cierto, que varios años después de su publicación en inglés

La historia está ambientada en la China del siglo séptimo esta narrada en primera persona por Lu Yu, llamado a lo largo de todo el cuento Buey Número Diez por su complexión musculosa y ser el décimo hijo de la familia Yu, En la aldea de Ku-Fu, todos los niños han caído enfermos por una extraña plaga que los hace dormir, la única cura conocida es La Gran Raíz de Poder, así que Buey Número Diez, y el Maestro Li, el único sabio dispuesto a ayudarlo, deciden embarcarse en la búsqueda de la planta.

Cada capítulo del libro parece estar concebido como una historia independiente durante la búsqueda de la raiz, pues, cada uno de ellos le sirve al autor para contarnos una leyenda de la antigua China, pero es solo en apariencia pues lo que parecen inicialmente capítulos inconexos poco a poco se convierten en el lazo de unión de una gran historia de fondo, es como si el libro estuviese estructurado en niveles, siendo el nivel más alto, el primero que conocemos, el de las historias que se nos cuentan en cada capítulo, todas ellas maravillosas, el segundo nivel, la propia historia de la enfermedad de los niños y su cura y por último, el tercer nivel, el más profundo de todos, como un acertijo que hubiese que resolver, y que solo los niveles superiores nos dan las pistas, la historia que da titulo al libro, “El Puente de los Pajaros”, es una historia de detectives al estilo de Sherlock Holmes, pero ambientada en la antigua China y con un Sherlock y un Doctor Watson inolvidables.

Maestro Li es un viejo sabio bastante particular, es un borracho, ladrón, vicioso y que no tiene escrúpulos para hacer lo necesario y conseguir sus fines, Buey sin embargo, pone el contrapunto inocente a la historia apareciendo la mayoría de las veces como mero observador de las tropelías del sabio. No puedo olvidar tampoco los personajes secundarios con los que se van encontrando los protagonistas a lo largo de la historia y que reaparecen siempre cuando menos lo esperas, resulta increíble la capacidad que tiene el autor de describirnos la personalidad de los personajes utilizando solo unas pocas líneas.

Toda la historia destila un sentido del humor que a veces resulta desternillante, al estilo de las mejores novelas de Pratchett, pero con ese aire mágico que solo se consiguen en los buenos cuentos de hadas, me recuerda en muchos aspectos a “El Último Unicornio” de Peter S. Beagle. Especialmente conmovedoras son la historias de la bailarina de la danza de las espadas, y sobre todo la historia principal que se va resolviendo con una gracia sorprendente.

En fin, este libro me ha enseñado que no es necesario una serie de fantasía con cinco o seis volúmenes para conmoverte, y que en apenas trescientas páginas puede contarse una historia tan cautivadora o más que la que se cuenta en las grandes sagas de miles de paginas, esta historia ha subido a la chita y callando a los primeros puestos de mi lista personal de mejores libros, si sabéis ingles, por favor, no dejéis pasar está novela, en serio es una autentica maravilla, y si algún editor lee este mensaje, por favor, publícalo, en mi por lo menos, tiene un comprador asegurado.

PD: Este es el post original sin modificar, según parece Bibliópolis va a publicar el libro el año que viene, no os lo perdáis por nada del mundo.
No tengo por costumbre dar cinco estrellas, lo máximo que he dado hasta ahora han sido siempre 4 estrellas y media, pero con este libro hago una excepción.



jueves, agosto 11, 2005

The Time Traveler’s Wife


Henry tenía 28 años cuando conoció a Clare, ella tenía 20 años; Clare tenía 6 años cuando conoció a Henry, él tenia 36.
Pocas veces me encuentro con una novela que me haga emocionarme tanto como con esta; he soñado con ella, he reído, llorado, gritado, sufrido con los personajes. Y cuando esto me sucede entonces es porque estoy ante una grandísima novela que sé que tendré que releer muchas otras veces.
El argumento es a grandes rasgos el que he escrito en el primer párrafo. Henry sufre de una enfermedad genética que le hace desplazarse aleatoriamente en el tiempo cuando se encuentra ante situaciones de un fuerte estrés emocional; durante uno de sus viajes se encontrará con Clare, aunque Clare lo había encontrado antes, y comenzará una relación con ella que inevitablemente, pues lo que ya a sucedido no puede cambiarse, se convertirá en su mujer. Niffenegger sabe jugar muy bien con los trucos temporales, por ejemplo, al comienzo de la novela cuando Harry conoce a Clare ella le entregará un librito de notas escrito por Henry en el que se detallan las encuentros que Clare tendrá con él hasta que finalmente se encuentren en el presente. Es precisamente este librito el que Henry le entregará a Clare más adelante. Otro ejemplo es que Henry puede encontrarse consigo mismo en el futuro o en el pasado, de esta forma será el propio Henry quien se enseñe a si mismo a sobrevivir durante sus desplazamientos (Henry no puede llevar nada cuando se desplaza en el tiempo por lo que muchas veces se ve obligado a robar, huir o defenderse de los peligros con los que pueda encontrarse). O situaciones divertidísimas cuando Henry en plena efervescencia hormonal se encuentra consigo mismo a la edad de 15 años; imagino que experimentar con uno mismo en este caso puede considerarse masturbación. Todo el preparativo y resolución de la boda es otro ejemplo de genialidad por parte del autor y de saber aprovechar el recurso que le da el viaje en el tiempo.
Pero ante todo y aunque el viaje en el tiempo es un tema central a la novela, no debería leerse la historia como una novela de ciencia ficción estricto (tengo mis dudas incluso de que sea ciencia ficción) se trata más bien de una grandísima historia de amor con unos personajes estupendamente caracterizados y que en ningún momento se hace pastelosa. Al contrario la novela desborda sensibilidad, elegancia y buen gusto con unos diálogos magníficos, divertidos y realistas y unas situaciones entrañables tanto en la relación de Henry con la niña Clare como en la relación adulta de los personajes.
Al principio de cada capítulo se indica siempre la fecha en la que nos encontramos, cual es el personaje que relata los acontecimientos y la edad que tiene aunque la mayoría de las veces la acción se va alternando entre los dos personajes en cada capítulo. El estilo es tipo obra de teatro en la que cada personaje interpreta un monólogo cuando le toca el turno. La estructura de la novela puede parecer un poco caótica al principio ya que la narración se basa sobre todo en los desplazamientos temporales que realiza Henry durante sus encuentros con Clare, y además no solo eso sino que la edad de los personajes no sigue un hilo cronológico. En una sección del capítulo podemos encontrarnos a un Henry de 40 años desplazado a un tiempo en que Clare tiene 6 años y en el siguiente un Henry de 30 años transportado y una Clare de 17. Sin embargo la estructura global de la obra si sigue el patrón claro de una historia de amor: El encuentro, el noviazgo y por último el matrimonio, pero es divertido leer sobre los saltos temporales de Henry y como las acciones que toma el personaje a lo largo de los años tienen consecuencias en el futuro, aunque esas consecuencias estén ya planificadas de antemano.
También es cierto que el libro es difícilmente original, no lo tengo muy fresco en la memoria, pero la película En algún lugar del tiempo me entraba de vez en cuando en la cabeza mientras leía la novela de Niffenegger, incluso la escena inicial de la película en la que una anciana encontraba al personaje interpretado por Christopher Reeve y le rogaba que volviera resulta parecida al encuentro inicial entre Clare y Henry.
Como decía al comienzo de la entrada esta es una novela de sensaciones, es muy difícil que la historia deje indiferente, y si estás pensando leer el libro es recomendable que te prepares de antemano con un buen paquete de kleenex, y lo se, suena tópico, pero es casi seguro que soltarás alguna lagrima involuntaria. Quedas avisado.
Por último, una nota sobre el nivel de inglés de la novela, esta quizás sea una de las novelas más agradables que he leído, la autora escribe bien, con un estilo sencillo pero elegante y es muy, muy fácil de leer así que animo a cualquiera que se haya sentido atraído por la historia a que lo intente con este libro.

lunes, agosto 08, 2005

River of Gods



Si hay una palabra que puede describir River of Gods es, sin duda alguna, apabullante. Apabullante a muchos niveles: por la cantidad de ideas que contiene, por la cantidad de tramas arguméntales que presenta, por la ambición, por el estilo narrativo con el que se nos describen las acciones de los personajes y porque a pesar de las sorpresas que se van acumulando a medida que pasan los capítulos todavía resulta posible sorprenderte con uno de los mejores finales que he leído..

La trama.

Estamos en la India, en el año 2047, es cierto que la India del 2047 es bastante distinta a la actual, la nación se ha dividido en otras más pequeñas, el calentamiento global a producido que la temporada de monzones no haya llegado en el tiempo previsto lo que ha producido una guerra por el agua entre las naciones de Bharat y Awadh. Por otro lado, el desarrollo tecnológico a permitido que aparezcan inteligencias artificiales de tercera generación pero la ley Hamilton ha prohibido la fabricación de inteligencias de grado mayor a la 2.5 esto ha hecho que se implante una unidad de policía especial dedicada a la persecución y “excomunicación” (como lo llaman en el libro) de IAs ilícitas. ¿Y cómo se caza a una IA? Pues usando otras IAs, y es terriblemente original comprobar como se despliegan los dioses de la religión Hindú (como encarnaciones de IAs) para cazar a las otras inteligencias.

Es muy, muy difícil describir el argumento de River of Gods, hay tantas tramas arguméntales cono personajes, la estructura narrativa utilizada es idéntica a la de la serie Canción de Hielo y Fuego, cada capítulo se nombra por el personaje o personajes que interaccionan en la trama y la historia se cuenta desde su punto de vista, en realidad al principio de la novela y durante buena parte de ella no hay un argumento central demasiado definido, se trata simplemente de historias aparentemente desconectadas que nos permiten conocer a los personajes, lo increíble de esta novela y lo que la hace única es la sutileza con la que las distintas tramas comienzan a converger hacia el clímax y la sorpresa final, al principio estas leyendo historias separadas en plan cuentos cortos y poco a poco empiezas a encontrarte con detalles que empiezan a conectar las distintas subtramas, como por ejemplo un personaje secundario de un hilo narrativo que aparece nombrado en otro o un cruce casual de personajes que produce giros arguméntales inesperados. Pero todo ello siempre se desarrolla de manera natural y encaja perfectamente dentro de la trama argumental que se esta hilando.

Los personajes y las ideas

¿Por qué los he reunido en un mismo apartado?, pues porque en realidad son practicamente inseparables entre si, cada personaje y subtrama que se desarrolla con él presenta un cumulo distinto de ideas y muchas veces la personalidad del personaje se describe por la idea que se presenta.

Es el caso de Tal representa ya en si mismo una idea para la novela. Se trata de un neutro, un ser humano genéticamente alterado y reconstruido prácticamente desde cero para representar el sexo neutro, no presenta órganos sexuales y es completamente lampiño y tiene unos sensores en los antebrazos que le permiten experimentar sensaciones placenteras. Además Ian McDonald utiliza este personaje para realizar un experimento estilistico bastante curioso (que imagino que tampoco es nuevo), al ser un neutro no puede usarse correctamente el pronombre his o her, así que McDonald utiliza el término yt para referirse a él. No imagináis el suplicio y el placer que supone leer los pasajes del libro dedicados a Tal.

El personaje de Najia, una reportera fotográfica con la que se nos presenta una de las ideas más originales de la novela: La presentación de contenidos llevada al extremo, la India y en todo el mundo es adicto a la telenovela Town and Country interpretada por actores virtuales, inteligencias artificiales a las que se le crea una vida fuera de la pantalla y que aparecen incluso en las revistas del corazón.

El personaje de Lisa es otro ejemplo, se trata de una investigadora en inteligencias artificiales que a desarrollado el primer sistema virtual evolutivo, se trata de una granja de ordenadores que permiten simular un universo virtual en el que la vida se desarrolla y evoluciona a ratios de centenares de miles de años por velocidad de proceso.

O el personaje de Sr. Nandha perteneciente a la unidad de policía Krishna encargada de retirar inteligencias artificiales ilegales.

Eso si, hay personajes que prácticamente solo aparecen en la trama para crear ambientación o que nos proporcionan un punto de vista distinto de otro de los personajes de la historia, es el caso de Pavarti la esposa del Sr. Nandha.

Es cierto que mucha de las ideas que se presentan en el libro son temas reciclados de otras novelas, películas o comics de ciencia ficción, pero encajan tan bien en la novela que te olvidas rápidamente de las conexiones (que al final terminas viéndolos como pequeños homenajes) y centrándote en la historia y sorprendiéndote de cómo todo parece encajar. Por ejemplo, la unidad especial de caza de IA’s recuerda obligatoriamente a Blade Runner o Ghost in the Shell, la trama de primer contacto es un claro homenaje a 2001 y los que hayan leído Ciudad permutación se sorprenderán al reconocer el parecido con el sistema de estudios evolutivos que aparece en esta novela. Y seguro que aparecen otro puñado de ideas que yo, que reconozco que estoy un poco verde en el género de ciencia-ficción no he sido capaz de ver. Las ideas, en fin, son tan variadas que al final no sabes muy bien que estas leyendo, si una novela cyberpunk, una historia de primer contacto o ciencia ficción sobre universos paralelos, solo se que quiero más novelas como esta.

La novela a sido nominada para los premios Hugo de este año que se celebrarán el próximo septiembre durante la Worldcon, entre los otros nominados se encuentra el Jonathan Strange & Mr Norrell de Susanna Clarke y aunque últimamente los premios Hugo se están caracterizando por premiar más las campañas de marqueting (recordemos la saga de Harry Potter) o decantándose hacia la fantasía, y aunque no hay dudas de que Clarke ha escrito una estupenda novela, preferiría que ganase la novela de Ian McDonald, primero porque la considero superior a la de Clarke, segundo, porque prefiero que siga la tradición de premiar novelas de ciencia-ficción frente a la fantasía en estos premios, y tercero porque si gana la novela de McDonald habría más posibilidades de que fuese publicada en castellano, después de todo Jonathan Strange & Mr Norrell ya ha sido comprada por Salamandra. Pero aunque no quiero ser pesimista la realidad es que la novela de Clarke ha tenido una campaña comercial brutal y los premios Hugo lo votan los aficionados que asisten a la Worldcon y no los escritores como es el caso de los Nebula por lo que me temo que la popularidad de Jonathan Strange se impondrá a la andanada estilística y de ideas de McDonald, aunque lógicamente también es posible que el premio al final se lo llevo otro de los candidatos, este año el nivel es muy alto.


viernes, agosto 05, 2005

The Etched City


Hace ya más de un año que leí está novela y por fin me atrevo a escribir un comentario sobre ella; Por qué he tardado tanto: pues porque hay novelas que hay novelas que son tan condenadamente buenas que muchas veces te deja sin palabras y aunque sabía que tarde o temprano iba a escribir alguna cosa sobre ella uno a veces no sabe como empezar porque además estoy seguro que tampoco seré capaz de transmitir las sensaciones que transmite la novela, así que voy ha hacer un poco de trampa: he leido varias entrevistas a J.K Bishop en las que la autora se explaya con comentarios sobre su novela así que este comentario va a ser prácticamente una mezcla de mis impresiones sobre la novela junto con algunos de sus comentarios que después de pensarlos resultan bastante solidos y dan una perspectiva bastante buena sobre lo que se puede encontrar en la novela.

La novela de Bishop la han encuadrado en el subgénero de New Weird en esta costumbre que se tiene últimamente de etiquetarlo todo, la verdad es que no tengo demasiado claro a que se refieren con eso, solo se que parece que la etiqueta a sido usada también para describir las novelas de China Mieville y ya que parece que las novelas de Mieville tienen esa pizquita de decadencia y mezcla de fantasía y ciencia ficción en ellas y que la novela de Bishop también los contiene en cierta medida, supongo que se referirán a eso.

La historia de The Etched City es difícil de describir, quizás porque tampoco tiene una historia demasiado bien definida. Como yo lo veo (y esto es mío) es la historia de una ciudad, Ashamoil, y algunos de los habitantes que la pueblan: Gwyn un mercenario convertido en gangster al llegar a la ciudad, Raule medico y antigua compañera de Gwyn, el Reverendo empeñado en enderezar la vida pecaminosa de Gwyn para así redimirse a si mismo. Pero empecemos por el principio; al comienzo de la historia nos encontramos con Gwyn y Raule huyendo de sus compañeros del ejercito a través de Copper Country una tierra desolada que aparentemente en el pasado disfruto de mejor suerte con lo que se nos da a intuir que nos encontramos en un periodo post apocalíptico. Gwyn y Raule consiguen llegar hasta Ashamoil y allí Raule se establece como médico de los barrios pobres de la ciudad y Gwyn como miembro de una de las bandas de delincuentes de la ciudad; Raule conocerá en el hospital donde trabaja el Reverendo antiguo misionero que se encarga de impartir la extremaunción a los moribundos; La vida aparentemente relajada de Raule y Gwyn se verá perturbada a medida que el componente mágico comience a manifestarse en la ciudad: Raule se encuentra en su trabajo cada vez con más casos de deformaciones en los recien nacidos, Gwyn se cruza en el camino de una extraña artista de grabados que habita en la ciudad y comienzan a sucederle situaciones cada vez más extrañas en su trabajo de asesino a sueldo, y el Reverendo aparentemente se encuentra con la capacidad de poder realizar milagros. El componente fantástico de la novela parece suceder únicamente dentro de los límites de la ciudad y siempre es muy sutil con un componente onírico muy fuerte que da mucho que pensar: ¿Es Ashamoil una ciudad real?, ¿Es una creación de la artista?, parece impensable que una ciudad como Ashmoil exista en un mundo apocalíptico como el que se nos describe al principio de la novela y las situaciones mágicas de la novela parecen indicar que podría tratarse de una ensoñación creada por los personajes, aunque nunca se dice claramente.

He dicho antes que no existe una trama claramente marcada, es más bien una sucesión de pequeñas historias a las que ni siquiera se les puede encontrar un nexo común, recuerda en cierto sentido a las películas de vidas cruzadas, pero The Etched City es uno de esos extraños libros en los que el argumento es lo de menos, en el que solo te contentas con la capacidad del autor de describir una escena evocadora tras otra; K.J. Bishop ha conseguido en esta novela dotar a su ciudad de auténtica vida, la ambientación es espectacular, casi puedes perderte por las calles de la misma, maravillarte por su arquitectura.
Ahora los personajes, también magníficamente retratados, como todo en la novela; pero que mejor que dejar que sea la autora quien nos los describa:

Gwyn toma su nombre del dios del inframundo y puede ser visto como La Muerte con D mayúscula en un plano icónico de la historia. Y La Vida siempre se enfrenta a la muerte. [...]. La Vida requiere esfuerzo mientras que La Muerte solo pasa. De ahí la actitud casual de Gwyn frente a la consciente de Raule que podría interpretarse en términos de enfrentamiento.

El Reverendo está obsesionado con redimir a Gwynn [...]. Antes de empezar a escribir el libro estuve leyendo poesía Sufi y me emocionó la idea de una aproximación romántica a lo divino, una relación de amante y amado. El Reverendo tiene el corazón de un Sufi. También tenía una abeja en el trasero con El paraíso perdido. [...] aunque el personaje de Satán estaba brillantemente construido, pero Milton tropezó al escribir a Dios y el resto del lado de El Cielo. Como creación artística, el Dios y el Mesías de Milton no puede competir con Satán. Son simplemente aburridos. Quería que Gwynn tuviese un adversario que pudiese enfrentarse a él en ganar el interés del lector, y espero que El Reverendo lo consiga en este libro.

Hay escenas realmente increíbles en a lo largo de la novela, el viaje onírico de Gwyn por el mercado de la ciudad en busca de la artista y el cuento de El Minotauro que es para mi el momento en el que comienza a verse por primera vez el carácter irreal de la ciudad. La lucha de bandas en el puente que cruza el río Skamander porque me recordó terriblemente a la lucha de bandas de Gangs of New York, o el magnifico hilo argumental de El Gigante. En serio, es que no se con que quedarme.

Ahora solo hay que esperar a que Bibliópolis publique por fin esta novela para que podáis disfrutar por fin de esta maravilla.



PD: Odio el editor de Blogger, los cambios en el tipo de letra son culpa suya.


El país de las risas


Tenia ganas de leer algún libro de Jonathan Carroll. Después de leer algunas críticas del último libro publicado en España, El mar de madera, no me terminaba de convencer así que decidí leer la versión original de El país de las risas, que según tengo entendido es uno de los libros más representativos del autor, y no estoy decepcionado la verdad, aunque eso si, quizás si que resulte una lectura un poco más ligera de como me la había imaginado. El libro, aunque publicado en castellano por Ultramar es prácticamente inencontrable, de ahí que haya optado por la versión original

Thomas Abbey ha admirado durante toda su vida al autor de cuentos infantiles Marshall France, un DIA encuentra en una tienda de libros usados uno de los libros de su autor preferido, lamentablemente ya esta reservado aunque al final consigue convencer a la compradora, la peculiar Saxony Gradner, para que le venda el libro.

Este simple trámite hace que se inicie una relación entre los dos protagonistas que culminará en el intento de escritura por parte de Thomas de la biografía oficial de Marshall France, para ello viajará inicialmente a Nueva York para ponerse en contacto con la editorial que publico los trabajos de France y posteriormente a Galen el pueblecito donde vivió después de emigrar desde Austria para ponerse en contacto con la hija del escritor y pedirle su permiso; Aunque advertido desde la editorial de lo poco dispuesta que se encuentra la hija a permitir el libro, al llegar a Galen Thomas se encontrará con que Anna, la hija de France, esta completamente a favor de la publicación.

Galen es un pequeño pueblecito rural de Missouri y al principio, mientras lees el libro, piensas que el comportamiento de los aldeanos es el habitual en este tipo de pueblos americanos, ya sabéis, gente afable, amigable y que se inmiscuye en los asuntos de los demás aunque sean unos desconocido, uno se ha acostumbrado ya de tanto ver Smallville y películas americanas... Pero a medida que avanza la historia va resultando claro que el comportamiento de los habitantes de Galen no es del todo habitual, en principio parecen conocer en todo momento lo que Thomas y Saxony hacen en el pueblo y además los sucesos trágicos no parecen afectarles de la manera habitual.

Tengo sentimientos encontrados con esta novela, me ha gustado mucho pero por otro lado no tengo la sensación de satisfacción que he encontrado con otras novelas, podría ser que me esperase una novela de fantasía urbana y al final me he encontrado más bien con una especie de realismo mágico porque aunque si que hay momentos claramente fantásticos en el libro, durante casi toda la novela no sucede nada que haga pensar que estas leyendo una novela de género. También me da la sensación de que esta es una novela que hay que leer en su momento, cuando todavía se esta verde en el género, estoy seguro que si la hubiese leído unos cuantos años antes mi valoración sería mas positiva; leída ahora tiene el problema de que no cuenta nada que no se haya leído ya; también me da la impresión de que la novela hubiese funcionado mejor como relato corto, hay elementos que sobran en la historia, la relación del protagonista con Saxony, por ejemplo, me parece más bien innecesaria y en cierto sentido ha producido en mi un sentimiento de rechazo hacia el personaje de Thomas.

Contiene, eso si, algunas escenas realmente conseguidas, la gran sorpresa final te deja clavado en la silla, y más adelante cuando lo piensas detenidamente te das cuenta que es el final lógico hacia el que te han ido llevando pasito a pasito a lo largo de toda la historia; la escena en la tienda de libros usados es también entrañable sobre todo por la sensación de realismo al describir el encuentro de un coleccionista con un libro buscado.

Tengo todavía por leer El mar de madera y Voice of our Shadow también del mismo autor. Esta primera experiencia con Carroll me permitirá al menos comprobar en obras más maduras (El país de las risas es su primera novela), Jonathan Carroll es tan bueno como dicen que es.


Golden Fool



Robin Hobb ha sabido desarrollar un estilo propio con sus novelas de fantasía épica: consiste en no preocuparse por la historia, en cierto modo lo verdaderamente importante en las novelas de Robin Hobb son los personajes, las historias que se cuentan solo son cosas que le suceden a los protagonistas pero la trama principal es siempre la vida cotidiana de los personajes, en cierto modo el estilo recuerda a las novelas intimistas de Ursula K. Leguin; desgraciadamente, esta forma de desarrollar la historia no siempre funciona; hay que tener mucha pericia estilística para lograr interesar a un lector durante páginas y páginas de los quehaceres diarios de Fitz, y no tengo dudas de que Robin Hobb escribe francamente bien, pero no es suficiente en una novela de 700 páginas en las que casi no sucede nada. A veces es frustrante ver como los acontecimientos van pasando ante tus ojos mientras lees la novela, situaciones que explotadas podrían hacer que el argumento diera giros increíbles pero que solo se perfilan y no terminan de desarrollarse y que rápidamente son olvidados para hablar interminablemente, por ejemplo, de la adicción a Fitz a sus drogas y la atenuación que provoca en La Habilidad. Para que os hagáis una idea de la sensación que se tiene: No se si veis la serie de La primera Perdidos, la serie nos presenta a un grupo de supervivientes de un accidente aéreo que se ven obligados a sobrevivir en una isla perdida en la que suceden situaciones extrañas. El truco para enganchar de la serie consiste por un lado en un desarrollo de personajes muy conseguido y por otro en la presentación de nuevos misterios cada semana, en esta serie los misterios son casi como la técnica del monstruo de la semana de otras series americanas como Smallville o Buffy, la diferencia radica en que en las dos series anteriores el capítulo termina con el monstruo derrotado por nuestro héroe, mientras que en Perdidos el misterio queda casi siempre sin resolver además de que es increíble la facilidad con la que los guionistas parecen olvidarse de las tramas presentadas para pasar a otros temas, hasta el punto de que a veces te dan ganas de gritar: ¡Joder que hay otras personas en la isla!,lo mismo estáis perdidos en una costa sudamericana y tenéis una ciudad a varios kilómetros!, claro como no os movéis de la puñetera playa; o, hay un oso polar en la isla, ¿nadie tiene ni una pizca de curiosidad? (en la página de Adlo se explica mucho mejor de lo que pueda hacerlo yo).

Volviendo a Golden Fool, también sucede que esta vez no hay una trama demasiado bien delimitada para que el lector se mantenga interesado en una novela tan larga. En la serie de Fitz anterior había dos tramas mas bien claras, la trama señuelo de las invasiones a los seis ducados y la búsqueda de los seres mágicos que ayudarían a salvar al reino y por otro lado la envolvente trama de intrigas políticas que amenazaban al reino; todo ello aderezado con un magnifico desarrollo de personajes; fue un gustazo leer estos libros. En la nueva trilogía Hobb intenta repetir la formula, aparecen también dos tramas principales aunque no he llegado a adivinar aun cual de las dos es la historia señuelo, en la primera de ellas El reino de los Seis Ducados trata de consolidar la frágil paz establecida con Las Islas exteriores mediante un casamiento político entre el príncipe Dutiful y la heredera al trono de Las Islas. En la segunda Los Seis Ducados se enfrentan a una trama de chantajes perpetrada por una facción revolucionaria de usuarios de La Maña que tratan de conseguir recuperar el poder sobre el Reino; el problema radica en que las dos líneas arguméntales principales no tienen, en mi opinión, la suficiente fuerza para que abarquen una novela tan larga, de hay que la mayoría de la misma sean situaciones de “relleno” sobre la vida de Fitz en Torre del Alce; pero claro, al personaje ya lo conocemos de la serie anterior y no hay mucho que la autora pueda hacer para revivir el interés que pueda despertar un personaje al que apenas se le hace avanzar.

Esta claro que no todo es negativo, deje de ser una persona constante con los libros que leo hace mucho tiempo, tengo demasiados libros por leer y muy poco tiempo libre y un libro tan largo lo hubiese abandonado pronto si no tuviese nada que contar: primero de nada, las páginas se beben, la capacidad de Hobb para hacer que las páginas vuelen (aunque no se cuente nada) sigue siendo envidiable, segundo, las dos tramas son interesantes aunque una novela de la mitad de páginas para desarrollarlas hubiese dado mucho mejores resultados. La trama de Las Islas sufre un giro a lo cuento de hadas con caballero tras la caza del dragón que será interesante leer en el tercer volumen, y que duda cabe que la trama de La Maña desarrolla temas morales como el racismo, la desigualdad y el terrorismo de los que pocas veces se escribe en este tipo de novelas. También espero que en el tercer volumen se destinen algunas páginas, y son más de 800, a resolver por fin algunos de los misterios en torno a la Habilidad y al Bufón que se tenían abiertos desde la primera trilogía y que solo se comentan de pasada en esta. Eso si, dejaré pasar bastante tiempo antes de leer la conclusión a la trilogía, estoy convencido de que estos libros entran mejor si se deja pasar tiempo entre lectura y lectura.