<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d10534194\x26blogName\x3dHartree\x27s\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://hartree.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://hartree.blogspot.com/\x26vt\x3d2316291123038478979', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

jueves, septiembre 15, 2005

The Story of the Stone



"My surname is Li and my personal name is Kao, and there is a slight flaw in my character"
Bridge of Birds

"When the goddess Nugua undertook to repair the Dome of Heaven, she fashioned at the Great Mythical Mtn under the Nonesuch Bluff 36,501 pieces of stone, each 120 ft high and 240 ft around. Of these she used only 36,500 and left the remaining piece in the shadows of the Green Meadows Pk. But the divine hands of Nugua had touched off a spark of life in the Stone and endowed it with supernatural powers..."
Tsao Hsueh-Chin (Cao Xueqin), Dream of the Red Chamber (c.1750) Translated & abridged by Chi-Chen Wang, Doubleday Anchor, 1958 US$14, 352 pp. ISBN: 0385093799

Género: Fantasía
Titulo: The Story of Stone
Páginas: 236
Editorial: Doubleday
Autor: Barry Hughart
Idioma: Inglés
Valoración:

En el año 84 Barry Hughart gano el premio World Fantasy con su novela Bridge of Birds. En ella que se relataban en clave detectivesca las aventuras del anciano Li Kao y su ayudante Number Ten Ox. A este primer libro le seguirían poco después The Story of Stone y Eight Skilled Gentlemen en los que se continuaban las aventuras de estos dos personajes. En principio se trataba de una serie proyectada de siete volúmenes (entendiendo como serie un conjunto de historias independientes y auto conclusivas que comparten personajes y una mínima continuidad en la trama), en el último volumen Li Kao y Number Ten Ox morirían en una lucha épica con La Gran serpiente blanca pero serían elevados a la categoría de deidades menores para seguir provocándole quebraderos de cabeza a los dioses chinos. Desgraciadamente, problemas con la editorial en la estrategia de publicación de los libros y a que Hughart se negaba a catalogar sus libros como fantasía dejaron la serie colgada en el tercer volumen.

En está ocasión Li Kao y Number Ten Ox se enfrentan a un caso de asesinato y robo de unos manuscritos en el monasterio situado en El valle de la Tristeza (Valley of Sorrow) que parecen llevar a la conclusión de que el antiguo gobernante del valle al que le debe su nombre está actuando de nuevo. Lamentablemente, el antiguo gobernante, que responde al nombre de The Laughing Prince, lleva muerto más de 700 años. Li Kao y Number Ten Ox serán contratados por el abad del monasterio y una vez más harán lo imposible para resolver el misterio, incluso bajar a los infiernos literalmente si es necesario.

La historia en esta The Story of the Stone se plantea de forma similar a la anterior, el misterioso asesinato poco a poco va desarrollando una trama más compleja en la que se entrelazan pequeñas historias tomadas de la cultura y las leyendas chinas, y aunque esta estructura ya la hemos visto en Bridge no por eso deja de funcionar. También hay que decir que la estructura de muñecas rusas que componía la trama de la novela anterior no se hace aquí tan evidente. Esto quizás sea achacable a que el autor, consciente de que puede estár repitiendo la fórmula decide cambiar las tornas y resolver la trama central de una forma más mundana y separarla de la trama mágica, es cierto que al final todo se resuelve y además de una forma relativamente lógica y sin que los acontecimientos relatados chirríen demasiado cuando se juntan aunque la sensación que deja es de que la historia no es tan redonda como en Birdge. Eso si, las cualidades con las que cuenta la novel anterior todavía están presentes en The Story of the Stone, las historias secundarias que aparecen a lo largo de la trama, por ejemplo, hacen que aunque la resolución de la historia no sea del todo satisfactoria el viaje para llegar a ella si que convierta la novela en una historia inolvidable; en esta novela las referencias e influencias también aportan una nota atractiva a la trama, algunas de ellas son por ejemplo el hilarante encuentro con Helena de Troya (nunca nombrada, aunque imposible de dejar pasar); el divertidísimo descenso al infierno chino y el viaje por sus diez niveles; o el carácter Holmesniano de toda la historia detectivesca, con la diferencia de que Li Kao en lugar de basarse en la lógica y la investigación científica para resolver los misterios con los que se encuentra recurre a la mitología china o a las practicas de truhán con las que ya nos deleitaba en su anterior aventura:

"Childlike? No, but very old-fashioned," he said with a chuckle. "In fact, everything you do is old-fashioned. Who in this day and age would charge all over China, even to the pits of Hell, trusting to the immediacy of experience rather than the trained objectivity of an army of investigators? You appear to take seriously the anthropomorphic folk concepts of gods and goddesses, and your concern for the stone appears to spring from a literal acceptance of fairy tales from the spurious Annals of Heaven and Earth. Li Kao, you are a very great man, but — and I say this with the greatest respect — an antique memorial to long dead concepts and practices and values."


Una característica realmente sorprendente de está novela, y que a mi me a encantado, es la facilidad con que situaciones que aparentemente no guardan relación con la trama o el misterio que se pretende resolver terminan haciéndose indispensables para que precisamente la trama central avance, nuevamente es algo parecido a lo que ya sucedía en Bridge of Birds con la diferencia de que si en Bridge estás escenas hacían que las piezas del puzzle encajaran suavemente, aquí parece que lo hacen a martillazos (en el buen sentido). De hecho hay un diálogo en un momento de la historia que resume perfectamente esta situación:

"Oh, but you were magnificent!" […]. "I simply couldn't believe it when you worked through one blind alley after another, knocking walls down if necessary, and you never really went off course. You were moving like doom itself straight toward the truth […]."


Otra cualidad que comparte con Bridge es la de presentación de personajes. Los personajes de los libros de Hughart tienen el encanto de los cuentos de hadas en el sentido de solo es necesario perfilarlos con unos cuantos trazos para hacerlos odiosos o encantadores como sucede en este libro con Grief of Dawn o Moon Boy a los que no tienes más remedio que tomarles cariño nada más aparecen.

Como última nota y como un deseo personal me encantaría que Bibliópolis se decidiera a publicar también este libro e incluso, aunque aun no lo he leído, el tercer volumen también porque aunque no se llega al nivel de Bridge of Birds (muy pocos libros pueden hacerlo) sí que se trata en cualquier caso de una lectura fascinante.

sábado, septiembre 03, 2005

Lady in the Waters

Via Darkhorizons he podido leer sobre el próximo proyecto de Shyamalan, “Lady in the Waters”. A mi desde luego me suena un montón:

In Lady in the Water, a story originally conceived by Shyamalan for his children, a modest building manager named Cleveland Heep (Paul Giamatti) rescues a mysterious young woman (Bryce Dallas Howard) from danger and discovers she is actually a narf, a character from a bedtime story who is trying to make the treacherous journey from our world back to hers. Cleveland and his fellow tenants start to realize that they are also characters in this bedtime story. As Cleveland falls deeper and deeper in love with the woman, he works together with the tenants to protect his new fragile friend from the deadly creatures that reside in this fable and are determined to prevent her from returning home.