<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d10534194\x26blogName\x3dHartree\x27s\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://hartree.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://hartree.blogspot.com/\x26vt\x3d2316291123038478979', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

martes, julio 10, 2007

Un Lun Dun



Un Lun Dun es una novela destinada a un publico juvenil, pero no hay que olvidar que es una novela de China Miéville. Cualquiera que haya leido otras novelas de Miéville sabrá que no se trata de un autor convencional y que no se ciñe a las reglas del género. La novela, eso si, empieza de una forma tradicional, en sus primeras páginas conocemos a Zenna y a su amiga Deeba dos adolescentes que viven en Londres; a la primera de ellas comienzan a sucederle cosas extrañas: aparecen graffitis con su nombre sobre las paredes de la ciudad, los animales se comportan de forma rara cuando están a su alrededor. Un dia Zanna y su amiga Deeba llegan a una ciudad desconocida a través de un sótano en uno de los callejones de la ciudad. Pronto descubrirán que se trata de la ciudad de UnLondon una versión alternativa de Londres donde llegan a parar todo los desechos de Londres y que en UnLondon son reutilizados de las formas más variopintas, poblada por personajes de lo más extravagantes: una escafandra de buzo animada por pececillos de colores, un libro de profecias parlante, un explorador que tiene por cabeza una jaula con un pajarillo en su interior (o un pajarillo dentro de una jaula controlando un cuerpo humano) o un cartón de leche que hace las veces de mascota de Deeba. En UnLondon Zenna descubrirá que es la Shwazzy, la elegida, largo tiempo esperada y destinada a luchar contra el malvado Smog, una nuve consciente de mugre y desechos tóxicos que poco a poco se esta esparciendo por toda la ciudad. Yo no se a ustedes, pero a mi la presentación que Miéville realiza de Zenna describiéndola como una persona importante, reverenciada por los habitantes de UnLondon me recuerda poderosamente al personaje de Rowling. Recordemos que Harry Potter, ya desde el primer libro en su llegada a Howarth es tratado como una estrella, el elegido. Pero claro, Miéville no es Rowling y queda claro cuando en menos de cincuenta páginas desde el comienzo de la novela el autor se despacha al elegido y lo envía de nuevo a Londres con los recuerdos de su estancia en UnLondon borrados de su memoria. A partir de ahí, la tarea de salvar UnLondon, recae sobre los hombros de Deeba. Y claro a partir de ese momento Miéville no parará de cachondearse de los convencionalismos de la fantasía, profecías que no se cumplen, búsquedas que no se realizan en el orden apropiado, como muestra un botón:


“Well, as I said, the squid-beak clipper’s supposed to hold on to something in the tearoom—“
“Forget it”, Deeba said
The book hesitate, then continued. “The bone tea’s refreshing—“
“No”
“But… we need it to give to the aleactor to send him to sleep when we play ludo, so we can take the teeth-dice—“
“I said no”
“The teeth-dice we need to chew-up a—“
“No”
“The snail, I thik, can prove to us that slow and steady wins out—“
“Are you joking? No”
“The black-or-white king’s crown explain an outcome—“
“Whatever. Don’t even know what that means.”
“—an the UnGun’s a weapon” […]
“I didn’t know it was in the prophecy, but everyone’s heard of the Ungen”[…]
“The Smog’s afraid of nothing but the UnGun”. That’s what all this, all the seven tasks, lead up to. […]
“So that’s what we’re going to do”, Deeba said. “We’ll skip the rest of the staff. Save us some time. We’ll go straight to the last stage of the quest. Let’s go get the UnGun. Then we can deal with the Smog and I can go home.”


Como ya he descrito arriba, UnLondon es una ciudad desbordante de imaginación, a cada vuelta de página el libro nos muestra escenas cada vez más sorprendentes, habitantes cada vez mas extraños y extravagantes, la novela, como toda buena historia para niños viene acompañada de magnificas ilustraciones (realizadas por el propio Miéville); cualquiera que haya visitado Nueva Crobuzon se sentirá como en casa paseando por las calles de UnLondon.

En la novela abundan los juegos de palabras que hacen muy divertida su lectura, los nombres de las ciudades, por ejemplo: aparte de UnLondon existen Lost Angeles, Parisn't, No York; los habitantes que pueblan los lugares que visita Deeba durante su viaje: Las Unbrellas, paraguas rotos y desechados en el mundo real que cobran vida en el mundo de UnLondon; Las Black Windows, ventanas negras con patas de araña que tejen sus redes en la catedral de Webminster (una catedral hecha en realidad con redes de araña ;) y que cazan a todo aquel que se acerca lo suficiente para ser tragadas por ellas. La geografía UnLondon es también tremendamente original: Un barrio en la que las casas se mueven como si fuesen las piezas de un puzzle, The Forest in a House; una jungla que crece en el interior de una casa o The Wordhoard Pit un abismo interminable repleto de estanterías con libros que supuestamente conecta las distintas ciudades del mundo de UnLondon y que también permite el acceso al mundo real.

Pero Miéville es Miéville, y el autor no puede pasar por contar una historia sin incluir un mensaje. Pienso que toda buena novela debe tener varias lecturas, y esta independientemente de que sea una delicia leerla solo por las descripciones, el escapismo y la aventura por la aventura tiene mensajes implícitos. El que primero salta a la vista es el de revelarse ante el conformismo, al fin y al cabo, no es La elegida, es la compinche, el sidekick que acompaña al héroe, la que al final salva el mundo. También aparece el mensaje revolucionario, luchar contra el poder establecido, contra los que tienen la autoridad aunque no tengan razón o estén siendo manipulados, revelarse e ir contra todo para conseguir lo que es justo moralmente. También claramente, aparece el tema ecológico representado por la lucha de Deeba contra Smog.

De todas formas, al final, a pesar de sus giros inesperados, la novela no deja de ser una historia de búsqueda, un viaje iniciático donde la protagonista al final ocupará el lugar del héroe campbelliano de turno, aunque no fuese la elegida en primer lugar. Y al final de la novela, como otra vuelta de tuerca queda muy claro que el héroe de la historia no podía ser otro que Deeba.

Muy muy recomendable.

Título: Un Lun Dun
Autor: China Miéville
Idioma: Inglés
Editorial: MacMillan
Páginas: 522

2 Comments:

At 11:12 a. m., Blogger Farseer said...

Interesante, podría ser una buena introducción a Miéville (del que aún no he leído nada y no estoy del todo convencido que me vaya a gustar), más ligera que la Calle Perdido o La Cicatriz. De todas formas, es La Cicatriz la primera novela suya que voy a leer, ya que la acabo de comprar aprovechando el saldo de La Factoría...

Una novela juvenil que tengo bastantes ganas de leerme es Ysabel, de Guy Gavriel Kay, aunque antes de eso me leeré de ese autor The Last Light of the Sun, que ya está en mis manos.

 
At 6:03 p. m., Blogger Toniluro said...

La Cicatriz es la que más me gustó, aunque El Consejo de Hierro es la mejor de las tres ambientadas en el mundo de Bas-Lag que ha escrito.

La Cicatriz tiene un toquecillo Lovecraft muy interesante.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home