<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d10534194\x26blogName\x3dHartree\x27s\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://hartree.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://hartree.blogspot.com/\x26vt\x3d2316291123038478979', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

viernes, octubre 12, 2007

Orphans of Chaos

John C. Wright ya demostró su versatilidad produciendo dos buenos ejemplos de literatura de género, primero en el ámbito de la ciencia ficción con su trilogía de La Edad de Oro y más tarde en el de la fantasía con La Guerra de los sueños y aunque conceptualmente Orphans of Chaos está más próxima a su serie de fantasía, el uso inteligente de los elementos fantásticos y la inclusión en la trama de ciertos elementos de ciencia ficción hacen que este libro sea muy recomendable para lectores de ciencia ficción que se pudiesen sentir reacios a adentrarse en el mundo de la fantasía.


La historia se desarrolla en torno a cinco adolescentes que estudian recluidos en una férrea institución británica, lo que al principio podría parecer una situación típica en un colegio inglés pronto se descubre que queda lejos de ser normal, para empezar estos cinco protagonistas junto con los profesores y administradores de la propiedad son los únicos habitantes de la zona. La academia parece encontrarse en una zona aislada de Gales flanqueada por una enorme zona boscosa, montañas, el mar y una autopista. Los jóvenes además parecen no conocer su edad ni sus nombre originales (tanto es así que cada uno de ellos decide elegir un nombre seleccionado a partir de los personajes históricos o literarios que conocen), los miembros de la institución además parecen prodigarles una atención muy especial casi rayando el absurdo, no solo en la ejemplar educación que reciben, sino en la atención médica a la que los jóvenes se sienten expuestos diariamente.

Muy pronto en la historia se descubre que los jóvenes, como ya se intuía, no son todo lo normal que parecen pues cada uno de ellos desarrolla una habilidad especial, Victor, el mayor del grupo y el líder parece poder alterar la materia, Vanity es capaz de descubrir (o crear) pasajes secretos, Amelia es capaz de ver y moverse en más de tres dimensiones, Quentin parece ser un hechicero y Collin posee poderes psíquicos.


Aquellos lectores que estén familiarizados con el estilo narrativo que utiliza Wright en su duología de La Guerra de los sueños se encontrarán como pez en el agua leyendo está novela, ya que el estilo utilizado es muy parecido; después de avanzar en el desarrollo de los personajes durante los primeros capítulos de la novela el autor pasa a introducirnos en una exuberante trama llena de sentido de la maravilla y seres fantásticos. Si en El último guardian de Everness y Las nieblas de Everness Wright mostraba sus conocimientos y manejo del mundo de la hadas en este Wright es capaz de desarrollar una historia centrando la temática en los dioses de la mitología clásica griega y latina; pero Wright no nos lo pone fácil a la hora de ir descubriendo los distintos jugadores y la trama ya que no se dedica a situar a nombrar a los dioses por sus nombres clásicos; en lugar de eso utiliza términos oscuros para describirlos o para nombrarlos con lo que resulta a veces muy útil tener a mano un buen libro sobre mitología clásica, en esto último la wikipedia resulta bastante útil. Y dejando a un lado los textos clásicos, los lectores con un conocimiento más amplio de literatura de género podrán apreciar algunas de las influencias de Wright para esta novela como pueden ser Zelazny (la carga de misterio inicial y el descubrimiento de una lucha ancestral tiene similitudes cin la serie de Ambar y recordemos también que Zelazny hace uso de los mitos clásicos en sus novelas Tú, El inmortal y El señor de la Luz) y quizas en menor medida Neil Gaiman ya que este último bebe también de la fuente original que son los autores clásicos.


Wright no se conforma con situar a los diferentes dioses en una trama moderna sino que se inventa su propia cosmología a partir de los mitos clásicos haciendo evolucionar a los dioses y proporcionandoles una historia y un trasfondo propios a veces retorciendo y recreando algunos de los mitos clásicos para darle mayor sentido a la historia.

El autor también realiza un trabajo estupendo retratando el comportamiento de los niños a lo largo de la historia y aunque a veces descoloca un poco ver como unos adolescentes sueltan monólogos impresionantes sobre física o matemáticas
(especialmente complejas las explicaciones sobre múltiples dimensiones que se marca Vanity), también es cierto que cuando interactuan entre ellos o los profesores se comportan como lo que son: chicos de quince años en plena efervescencia juvenil.

En definitiva John C. Wright ha iniciado con
Orphans of Chaos lo que parece el comienzo de una serie muy prometedora capaz de aunar elementos de la fantasía más salvaje con conceptos más propios de novelas de ciencia ficción presentándonos al mismo tiempo unos personajes de lo más interesantes. Además todo eso lo consigue en poco más de trescientas páginas, y eso a día de hoy es toda una hazaña


3 Comments:

At 6:44 p. m., Blogger Farseer said...

De Wright he oído cosas buenas pero por el momento no he leído nada suyo. Tengo que animarme a hacerlo, antes o después...

¿Cuál te parece que es su mejor obra?

 
At 8:59 p. m., Blogger Hartree said...

The Chronicles of Chaos me parece una obra más pulida (por lo menos el primer libro, tengo el segundo en la pila), que La Guerra de los Sueños. El estio, como digo en la crítica es similar en ambas obras pero me parece que el último libro está mejor acabado.

Wright está trabajando ahora en una continuación de la serie de los No-A. Ese libro no me interesa para nada, principalmente porque el universo no es suyo y tendrá menor libertad.

 
At 5:24 p. m., Blogger Farseer said...

Me lo apunto entonces, ya que además veo que acaba de completar la trilogía este año.

 

Publicar un comentario

<< Home